20 Nov 2016
noviembre 20, 2016

La nueva Industria 4.0 o Smart Industry

El término Industria 4.0 representa la cuarta revolución industrial, un nuevo nivel de organización y control de toda la cadena de valor y del ciclo de vida de los productos. Estos ciclos están orientados a la demanda del cliente individual y van desde la idea, el orden, la construcción, el desarrollo y la entrega del producto, hasta el reciclaje y eliminación del mismo.

La base fundamental es la disponibilidad de toda la información relevante en tiempo real a través de la conectividad de todas las instancias que participan en la cadena de valor, así como la capacidad de deducir los procesos óptimos para la cadena de valor a partir de esta información.

A través de la interacción de seres humanos, objetos y sistemas, las cadenas de valor dinámicas, optimizadas en tiempo real y auto-organizadas, evolucionarán. Estas cadenas de valor cruzarán las fronteras de las empresas y podrán ser optimizada para diferentes objetivos del negocio, tales como costos, disponibilidad o consumo de recursos.

La estandarización como motor de la Industria 4.0

Las normas crean una base segura para la contratación técnica, garantizan la interoperabilidad en las aplicaciones y protegen al medio ambiente, los equipos y a los consumidores mediante un reglamento que proporciona la base para el desarrollo de productos, permitiendo así además la comunicación entre todos los implicados mediante términos y definiciones estandarizadas.

Es por esta razón que la estandarización es de central importancia para el éxito del futuro de la Industria 4.0. Es necesaria una normalización internacional sólida, consensuada y oficialmente reconocida. Es por esta razón que la IEC ha tomado la iniciativa proporcionando la coordinación a través de Grupo estratégico IEC 8, I 4.0, Fabricación Inteligente.

La lección que aprendimos de las lecciones anteriores es que tener un modelo ayuda a centrarse en los puntos importantes. Un modelo de referencia es un esquema que describe coherentemente un aspecto que desempeña un papel importante en los sistemas de un área de aplicación. Los modelos de referencia tienen en cuenta las circunstancias organizativas y tecnológicas, y observan el sistema a ser modelado desde un punto de vista particular. Por lo tanto, no están exentos de alternativas, pero describen la situación, desde la opinión de los expertos profesionales, con la precisión necesaria.

La disponibilidad de modelos de referencia estandarizados en todas las áreas es una condición previa decisiva para la Industria 4.0. Una visión transversal a lo largo de todas las áreas da mayor fuerza a una presentación explícita, inequívoca y clara de las situaciones descritas en los modelos de referencia.

Otro desafío consiste en que los modelos de referencia a menudo no son explícitos y delimitados, sino que se describen más bien en una variedad de normas técnicas. Esto conduce a una descripción múltiple, poco clara, incoherente e irreconocible, dificultando la integración de componentes en un sistema global.

El objetivo principal de un modelo de referencia es la descripción clara e inequívoca de un modelo de situación relevante. Un modelo de referencia que satisface estos criterios es un modelo de referencia estandarizable. Un segundo objetivo es tener siempre un único modelo de referencia para una situación particular y manejar globalmente ese modelo como el único estándar. Esto, sin embargo, no siempre se puede hacer. Los modelos de referencia nunca son los únicos modelos verdaderos.

Planes futuros

Durante la Asamblea General de La IEC realizada en octubre de este año en Frankfurt, Alemania, los Comités Nacionales IEC de todo el mundo establecieron a la industria 4.0 como uno de los tópicos críticos a desarrollar en el corto plazo. Durante la Asamblea se definieron metas concretas que buscan fortalecer a esta nueva revolución industrial.

  • Definir la terminología de la Industria 4.0.
  • Resumir el estatus de la estandarización en este campo.
  • Mejorar la cooperación existente y establecer nuevas relaciones entre los diversos comités e instituciones (ISO, IEEE, IEC).
  • Hacer un inventario de las normas y proyectos de normalización en curso.
  • Desarrollar un modelo de función referencial que ayude a identificar las brechas en la estandarización basados en casos de uso reales.
  • Desarrollar una estrategia común para la implementación de Industria 4.0.
  • Mejorar la base de propiedades de los diccionarios de datos comunes (CDD) de IEC para permitir la comunicación entre los componentes de la Extender las normas existentes para cumplir con temas relevantes para el sistema, incluyendo condición ambiental, seguridad, propiedades y eficiencia energética,
  • Evaluar el establecimiento de una autoridad de registro de identificadores para mejorar la gestión de componentes de Industry 4.0
  • Desarrollar y ejecutar un taller sobre Industria 4.0 para mejorar su conocimiento.
  • Aprovechar el enlace entre IEC TC 65 e ISO TC 184 para resolver problemas abiertos relacionados con las series de normas ISO 13584 e IEC 61350.
  • Desarrollar una descripción de los modelos de referencia en estándares específicos.
  • Definir los modelos de referencia por separado como normas independientes, con el propósito de simplificar la comprensión y prevenir las desviaciones no intencionales.