La interconexión energética mundial (GEI), representa la evolución final de una tendencia hacia una mayor interconexión de los sistemas de energía. Encarna lo último en integración de alto nivel de flujos de energía, flujos de información y flujos de negocios, por medio de un sistema de redes inteligente automatizado, que permite garantizar la seguridad  del suministro energético a una escala universal.

Impulsado por el crecimiento económico mundial, el consumo de la energía en el planeta  aumentó de 5.400 millones de toneladas (equivalentes en carbón) en 1965, a 18.500 millones de toneladas en 2014. La energía fósil representó más del 85% del total. El consumo mundial de energía mantendrá una tendencia creciente en el futuro, ya que es muy difícil poder revertir los patrones de consumo energético intensivo establecidos hace ya mucho tiempo

Buscando una solución a estas tendencias, la implementación de la GEI integraría un despliegue de energía limpia a gran escala dirigido por Energías renovables variables con una Red Inteligente que incorpore altos niveles de interoperabilidad y apoyados por una red de respaldo de ultra alta tensión (UHV) incluyendo extensas interconexiones entre países y continentes.

Aunque estos niveles de despliegue son muy ambiciosos, las tecnologías necesarias para lograrlo están en gran medida disponibles o están actualmente siendo desarrolladas.

Por otro lado, las dificultades técnicas para la producción a gran escala de un sistema de interconexión transcontinental o global, provendrán del grado de integración sin precedentes que será necesario para el desarrollo de estos sistemas. Para ayudar a superar este reto, normas y especificaciones internacionales basadas en el consenso constituirán una base indispensable sobre la cual construir soluciones concretas.

Los estándares, específicamente aquellos a nivel de los sistemas, facilitarán la adquisición y aceptación  nacional e internacional y desempeñará un papel estabilizador al perseguir actividades de investigación en las que se construyen las verdaderas oportunidades de mercado. Este WhitePaper examina cuan preparados están los mercados para el GEI, identifica las tendencias técnicas y económicas de las tecnologías relacionadas y evalúa a un alto nivel el impacto sobre la energía, medio ambiente, tecnologías y políticas.

Llevar los conceptos a gran escala asociados con la GEI a la realización real requerirá importantes esfuerzos en la estandarización, por ejemplo, en el desarrollo de iniciativas que permitan la interoperabilidad de multi-sistemas. De esta manera, el presente WhitePaper  pretende aclarar el concepto de GEI y comenzar a sentar las bases para identificar y abordar las necesidades de estandarización para proyectos de interconexión energética global a gran escala.

Ver Whitepaper completo aquí