El objetivo de la Comisión de iluminación es velar por el cumplimiento de la normativa regulatoria en el país, lo que se traduce en velar por la certificación en seguridad y en eficiencia energética de todos los productos de iluminación que ingresen al país. Para esto, la Comisión está trabajando en conjunto con la SEC para desarrollar un programa de vigilancia de mercados, considerando que la labor de la superintendencia es de fiscalización y considerando también que es de interés de las empresas que se cumpla con esa normativa. También hay un interés de las empresas en colaborar con la fiscalización, porque en la medida en que todos cumplan con la certificación se está frente a un mercado equitativo, igualitario y donde existe la competencia leal.

El mercado tiene internalizado el tema de la fiscalización hace mucho tiempo y ha estado buscando la mejor manera de llevar a cabo esta vigilancia, tomando en cuenta que hay varios actores que participan desde el momento que un producto entra al país, partiendo por la aduana, siguiendo por el propio importador, continuando con los organismos de certificación y finalmente con los compradores y distribuidores del mercado. Para esto la Corporación Chilena de Normalización Electrotécnica, en conjunto con la SEC y con el apoyo de fundación Chile y el Ministerio de Energía, ha estado permanentemente promoviendo el desarrollo de una adecuada vigilancia de mercado, señala Víctor Ballivián presidente de la Corporación.

A través del sistema e-declarador la SEC puede comparar el número de productos importados versus el número de productos certificados y se preocupa cuando el número de importados es mayor al número de productos certificados y ahí es cuando investiga. Sin embargo, esta labor que realiza la SEC a veces es muy compleja porque los calces entre importación y certificación no son siempre uno a uno, algunos componentes eléctricos como los enchufes al ser importados se declaran no por su número sino por su peso y ahí es cuando la superintendencia debe realizar estimaciones y se producen a veces descalces que la autoridad debe revisar.

Según explica el secretario ejecutivo de la Comisión, Gonzalo Vicuña, este trabajo quita mucho tiempo a la SEC y lógicamente debe priorizar fiscalizar a las empresas más grandes quienes son responsables del 80% del mercado, sin embargo, es ese otro 20% que no se alcanza fiscalizar el responsable de más del 80% de los productos sin certificar que hoy se encuentran en el mercado. Nuestro objetivo es que los principales actores del mercado, que son nuestros socios, faciliten mes a mes a la SEC la mayor cantidad de información posible, de manera que la autoridad pueda enfocar sus energías en la fiscalización de aquel porcentaje marginal de importadores que son los responsables que hayan productos poco fiables y seguros en el mercado chileno.