El sector de la energía depende de la electrónica para una adecuada transición a la eficiencia y la sostenibilidad

Por Claire Marchand

La demanda de energía está creciendo rápidamente y para electricidad la demanda crece aún más rápido. Para satisfacer las necesidades de más de 9 mil millones de personas para el año 2050, la producción de energía tendrá que duplicarse, al mismo tiempo, que habrá que reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto solo se puede lograr mediante la transición de una economía basada en el carbono hacia un modelo energético sostenible y eficiente que sea accesible para todos en el planeta.

Una definición limpia

En 2004, REEEP, la Renewable Energy and Energy Efficiency Partnership, propuso una definición de energía sostenible como “la provisión de energía de manera que satisfaga las necesidades del futuro sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”. La energía sostenible tiene dos componentes clave: la energía renovable y la eficiencia energética “.

Las tecnologías son la clave

El avance hacia la sostenibilidad en la generación, transmisión y consumo de energía, solo puede ocurrir a través de una serie de avances tecnológicos que promueven las energías renovables (eólica, solar, geotérmica, hidroeléctrica y marina) y la eficiencia energética.

Los sistemas inteligentes, que utilizan la tecnología de comunicación bidireccional y el procesamiento informático, se están abriendo paso en las redes eléctricas, desde las centrales eléctricas hasta los hogares y las empresas. La energía inteligente y sostenible tiene muchos beneficios para los servicios públicos y los consumidores: la generación diaria, la distribución y control del consumo, la reducción de costos, el almacenamiento de electricidad y mucho más.

Smart se vuelve más inteligente todos los días

El mundo de hoy es altamente inteligente gracias al uso extensivo de componentes electrónicos de todo tipo. Los sistemas basados en energía inteligente, dependen en gran medida de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para transmitir y procesar señales y datos sin problemas y para proporcionar comunicación entre dispositivos o sistemas. También dependen de la electrónica de potencia para la conversión de energía eléctrica.

El papel de la electrónica de potencia

La electrónica de potencia es la frase utilizada para definir la aplicación de electrónica de estado sólido para el control y la conversión eficiente de la energía eléctrica. La electrónica de potencia entra en juego siempre que sea necesario modificar el voltaje, la corriente o la frecuencia. En los sistemas modernos, la conversión se realiza utilizando dispositivos de conmutación de semiconductores, como diodos, tiristores y transistores.

La electrónica de potencia se utiliza en una amplia gama de aplicaciones en la industria, transporte, empresas de energía, suministro de energía para equipos electrónicos, electrodomésticos, etc. Por ejemplo, muchos dispositivos electrónicos de consumo, como teléfonos celulares, computadoras personales y cargadores de baterías, contienen un convertidor de CA / CC, probablemente el convertidor más popular de todos. En la industria, una aplicación común es el variador de velocidad (VSD), que controla los motores de inducción. El rango de potencia de los VSD va de unos pocos cientos de vatios a decenas de megavatios.

La electrónica de potencia también desempeña un papel importante en proyectos de corriente continua de bajo voltaje (LVDC), como microrredes utilizadas para la distribución de electricidad en áreas rurales o remotas. La corriente continua en la red eléctrica, combinada con la electrónica de potencia, reduce los cortes de energía y permite el uso inteligente de la red eléctrica. Esto es de particular importancia para los países en desarrollo, donde el acceso a la electricidad es aún limitado o inexistente.

Confianza en toda la cadena de suministro

Los fabricantes y proveedores de componentes electrónicos y fabricantes de dispositivos y sistemas electrónicos deben garantizar que sus productos sean de la más alta calidad y rendimiento. Por su parte, las empresas de servicios que instalan medidores inteligentes o minoristas que venden dispositivos y equipos deben asegurarse de que sean seguros y confiables, y los consumidores que los adquieran también querrán saber esto.

Para todos, la confianza es esencial. Una forma de construir esa confianza es a través de pruebas y certificación. IECQ , el Sistema de Evaluación de Calidad de la IEC para Componentes Electrónicos, es un jugador importante y un líder en este campo, trabajando incesantemente para desarrollar Esquemas que cubran no solo los componentes electrónicos, sino también los materiales, ensamblajes y procesos asociados.

IECQ

Como sistema mundial de aprobación y certificación que cubre el suministro de componentes electrónicos, ensamblajes, materiales y procesos asociados, IECQ ofrece un sistema independiente de certificación que permite a los fabricantes y proveedores proporcionar una verificación de que se han cumplido las especificaciones solicitadas (incluidas las Normas Internacionales IEC). Esto le da a los fabricantes finales la tranquilidad de saber que los proveedores que poseen la certificación IECQ no necesitan una evaluación o supervisión rigurosa por parte de terceros.

La gran cantidad de componentes electrónicos y procesos cubiertos por IECQ se utilizan en todo tipo de tecnologías, desde el dispositivo más pequeño hasta el equipo más complejo. La contribución de IECQ a un mundo más seguro y confiable solo puede aumentar con el desarrollo de nuevas tecnologías y dispositivos electrónicos de última generación.

Gran alcance

IECQ ofrece varios Esquemas para sectores específicos de la industria o que abordan problemas de interés:

Los Esquemas IECQ ayudan a facilitar el comercio, reducen los costos de la industria y eliminan la duplicación de evaluaciones porque los certificados son reconocidos globalmente en los países miembros de la IEC. Esto significa que una vez que un dispositivo, una pieza de equipo o una instalación ha sido probada por un organismo de certificación reconocido, el certificado es válido en todas partes, lo que lo hace extremadamente valioso. También proporciona aquellos componentes, procesos y materiales que han sido certificados con la viabilidad para acceder a los mercados internacionales.

Para obtener más información sobre IECQ y sus Esquemas, visite:   www.iecq.org